NOTICIAS

La red social Twitter se ha visto sacudida por un error de seguridad en su sistema interno de encriptado que ha posibilitado acceder a un listado de contraseñas. Desde la plataforma han recomendado a los usuarios que cambien sus claves de acceso para evitar que sus datos puedan ser vulnerados por terceras personas.

Aunque los portavoces de Twitter han declarado que no hay peligro de que dicha información haya salido del entorno de la red social, sí que han manifestado la necesidad de que sus usuarios modifiquen estas contraseñas para evitar cualquier riesgo de seguridad en sus cuentas. Adicionalmente, también han recomendado modificar de otras plataformas las contraseñas que pudieran coincidir con las de la red social y así evitar males mayores.

Como medida de seguridad extra, Twitter pide a los usuarios que habiliten la verificación cada vez que vayan a iniciar sesión en la plataforma o, en su defecto, hacer uso de un administrador de claves que ayude al usuario a cerciorarse de que la contraseña elegida es realmente única y segura.

El error se centraba en la programación del sistema, que hacía que permanecieran registrados alguno de los apartados internos de las operaciones en lo que al cifrado de contraseñas se refiere, quedando al descubierto en el momento de cambiar el código del entorno hasta el proceso de producción final. El método conocido como “hasheo”, es decir, la transformación de las contraseñas en caracteres alfanuméricos para su posterior encriptación, se ha visto interrumpido por un fallo que ponía al descubierto las contraseñas justo en el momento de su almacenamiento.

A pesar de haber hecho público el fallo informático, la red social no ha dado más información al respecto del número de contraseñas que se podrían haber visto envueltas en el hackeo, si bien aseguran que éstas no han estado en manos de delincuentes informáticos.

Por otro lado, aunque se desconoce todavía la procedencia del error, Twitter afirma que ha llegado hasta él después de varios meses de investigación y, tal y como han señalado, ya ha sido solventado. Además, como medida de prevención, la compañía ha manifestado estar trabajando en la seguridad del almacenamiento y aseguran que van a evitar que esta situación se produzca nuevamente en un futuro.

Un error ya conocido

No es el primer caso en el que la seguridad de Twitter se ve vulnerada. Hace dos años, más de 32 millones de contraseñas de la red social fueron secuestradas y puestas en el mercado con fines económicos. Aunque en aquella ocasión Twitter se desvinculó del error y lo achacó a un programa informático diseñado por hackers que actuaron directamente con sus usuarios, su sistema de seguridad vuelve a quedar en entredicho. En esta ocasión, la compañía ha reconocido el error y ya ha pedido disculpas a sus más de 330 millones de usuarios. Las consecuencias del fallo informático le han repercutido a la empresa la bajada de sus acciones de Bolsa, así como la repercusión mediática en las redes ante este nuevo susto informático.

Este fallo de seguridad no hace más que señalar la importancia de mantener a salvo nuestras contraseñas y deja ver la facilidad con la que podemos ser vulnerados por delincuentes cibernéticos dispuestos a apropiarse de nuestros datos. La seguridad se convierte en un apartado vital que no debemos dejar al descubierto. La protección de contraseñas, así como el uso de soluciones informáticas que pongan a salvo nuestros datos, son dos de los principales puntos en los que enfocar nuestro sistema de seguridad para evitar ser vulnerables ante delincuentes informáticos.